La Declaración Anticipada, en el documento que permite agilizar las operaciones en la aduana Corinto, en el mes de junio se habilitara dicho documento en las aduanas de Agua Caliente y El Florido.

En el marco de la operación de la Unión Aduanera vigente desde el año 2017, entre los países de  Guatemala y Honduras, el pasado uno de marzo, se puso en acción la Declaración Anticipada de la mercancía, el cual se aplica proveniente de Centroamérica, amparada en la Declaración Única Centro Americana (DUCA-F).

Dicho documento tiene como función, reducir el tiempo en el traslado de las mercancías por la Aduana fronteriza Corinto. La expectativa es que se realicen las operaciones en un periodo de tiempo de 10 minutos.

«En la aduana Corinto se hacían filas que duraban entre 3 o 4 horas, dicho problema se esta resolviendo en cuestión de 10 minutos», aseguró Juan José Vides, director ejecutivo de la Administración Aduanera de Honduras. Se espera que por medio de la Declaración anticipada haga que se reduzcan los  costos y ascienda la competitividad.

La mercancía con la Declaración Anticipada, no necesita otras revisiones no arancelarias, y que cuando llegue a la aduana integrada, este tendrá el selectivo verde, el cual no debería de tardar más de 10 minutos, expresó Melvin Redondo, secretario general de la Secretaría de Integración Económica de Centroamérica (SIECA).

Con la Declaración Anticipada, se busca que las personas encargadas de transportar la mercancía, no lleguen a realizar los tramites respectivos para hacer que entre la mercadería al país, para que cuando se saque la mercadería del la bodega del exportador, esta valla con todos los papeles respectivos.

De este modo, para cuando llegue la mercadería a la frontera, esta tenga solamente la revisión de los documentos de soporte. dicha operación permite que se reduzca el tiempo para transportar la mercadería de un país a otro. «Esto es posible gracias al desarrollo informático que permite la comunicación entre la autoridad aduanera, el importador y el exportador, el cual en su primera etapa se realizó la coordinación de los sistemas de ambos países», comparte la viceministra de Integración y Comercio Exterior del Ministerio de Economía de Guatemala, Edith de Molina.

La Aduana Corinto es una infraestructura, que estuvo en el abandono durante décadas, esto fue así hasta el año 2014, que se empezó registrar cambios tras convertirse en la frontera emblemática para el proceso de integración profunda entre ambos países.

Es el lugar en donde en el corto plazo se estará implementando un sistema de cámaras para video conferencia, cámaras de sistema cerrado para monitoreo de la operatividad del puesto fronterizo, básculas y un sistema de radio frecuencia en el futuro cercano, según el secretario de la SIECA. Para junio entra la segunda fase en las aduanas de Agua Caliente y El Florido, con todos los regímenes a nivel aduanero para estar al cien por ciento en el esfuerzo de facilitación del comercio acota, Werner Ovalle, Intendente de Aduanas de Guatemala.

Deja un comentario